Transporta la Naturaleza y Relax a tu Espacio.


SERVICIOS     |     ACCESORIOS     |     PECES     |     NOVEDADES     |     PROMOS     |     CONTACTO     |     PEDIDOS
KITS/COMBOS COMPLETOS     |     MUEBLES     |     TRABAJOS REALIZADOS

 

Filtración en el acuario de agua dulce

Introducción

En un acuario el filtro es indispensable y realiza dos funciones principales:


Tipos de filtración

1. Mecánica

Con la filtración mecánica retenemos las partículas sólidas y desperdicios que ensucian el agua. Simplemente actúan como un colador. Materiales más comunes:


2. Química

Mediante diversos materiales filtrantes realizaremos una fijación selectiva de determinadas sustancias, de acuerdo con nuestras necesidades. Este filtrado es "optativo". Tipos de filtrantes químicos:


- En general, su uso deja el agua más transparente y cristalina, al absorber los colorantes y malos olores.

- Absorbe los ácidos, por lo que aumenta el PH.

- Retiene restos de medicamentos y metales pesados.

- Absorbe otras sustancias útiles como hormonas, vitaminas, abonos para las plantas...

- Su efecto solo dura 15-20 días, una vez saturado ya no tiene ningún efecto y hay que renovarlo.

- Algunos tipos añaden fosfatos al agua, provocando problemas de algas.

- Sólo recomendamos su uso en el caso ya mencionado de limpieza tras el uso de medicamentos.


- Se utilizan para descalcificar el agua o para retirar los nitratos y fosfatos.

- Vierten pequeñas cantidades de cloruro de sodio, que no es muy adecuado para las plantas y algunos peces.

- Su efecto es de larga duración (si son regenerables con sal). Las de usar y tirar duran menos por lo que salen más caras, pero tienen la ventaja de no verter cloruro de sodio al agua.

- Las hemos utilizado para casos de plagas de algas y no podemos garantizar su efectividad, por lo que no podemos mencionar un caso en el que aconsejemos su uso.


- Acidifica el agua y reduce la dureza de carbonatos.

- Aporta elementos trazas, taninos, hormonas...

- La turba y el carbón activo son antagónicos: no meterlos a la vez en el filtro porque se anularán mutuamente.

- Da un ligero color "coca-cola" al acuario: a algunos no les gusta porque prefieren el agua totalmente transperente, otros lo prefieren porque da un ambiente más realista de agua amazónica.

- Recomendado para acuarios amazónicos, que requieren agua ligeramente más blanda y más ácida de lo habitual.


3. Biológica

La filtración biológica en nuestro acuario es esencial, y es la que llevan a cabo las bacterias. La mortalidad masiva de peces que suelen sufrir los principiantes suele deberse a que no han dado tiempo a que se desarrolle la población de bacterias que constituyen este filtro.


En casi todas las superficies. Las colonias de bacterias "forrarán" toda las superficies que encuentren. El problema es que éstas necesitan algo de oxígeno para vivir, por lo que no saldrán amontonadas unas sobre otras, sino formando capas en los lugares por los que pase una corriente de agua. Para ello hay que procurarles mucha superficie para que podamos tener más bacterias en menos espacio.


Cilindos porosos y otros materiales (ej.: siporax y biopur de Sera, Ehfi-Substrat de Eheim).

Además de en el filtro, las bacterias se fijan también el substrato, la decoración e incluso en las plantas, por lo que si tenemos que montar un acuario nuevo es conveniente ponerle parte de estos componentes viejos cargados de bacterias para madurarlo.


Imagen:filtros_biopur.jpg < Cilindros para filtración biológica.


- El amoniaco (NH3) es un compuesto muy tóxico para la gran mayoría de los organismos. Los peces e invertebrados de agua dulce lo excretan directamente y también excretan urea. La urea da lugar en el medio a dos moléculas de NH3 y una de CO2. Así pues, finalmente está el amoníaco libre en el medio, sea en forma de NH3 o de NH4+ (amonio).

- Hay un primer grupo de bacterias que oxidan el amoníaco a nitrito (NO2).

- Otro grupo de bacterias se encarga ahora de oxidar los nitritos a nitratos (NO3).

- Mientras que el amoniaco y los nitritos son muy tóxicos para los animales, este nitrato ya no lo es tanto, aunque en altas concentraciones es perjudicial para los peces (frenando su crecimiento, por ejemplo). El nitrato sirve de abono para las plantas, por lo que la presencia de estas en el acuario ayudará a su limpieza. El exceso de nitrato lo eliminamos mediante los cambios periódicos parciales de agua.

- Niveles máximos tolerables:

Amoníaco...(NH3) 0,01 mg/litro

Amonio......(NH4) 50 mg/litro

Nitritos......(NO2) 0.25 mg/litro

Nitratos.....(NO3) 30 mg/litro


- Al montar el acuario deberemos introducir unas pocas bacterias que serán el inóculo (Ej.:Sera Nitrivec). Por eso hay que dejar madurar el acuario unas semanas, para darles tiempo a reproducirse.


Para reproducirse, estas bacerias necesitan alimento, o sea, amoniaco. Como al principio prácticamente no hay al no haber peces, obtendremos una pequeña cantidad de bacterias. Al echar nuevos peces, al día siguiente tendremos un subidón de amoniaco (las pocas bacterias que había no dan abasto), luego éstas se reproducirán hasta que acabemos con muchas más de las que empezamos (notaremos que el agua se pone algo blanquecina: son las bacterias), y el nivel de amoniaco volverá a niveles mínimos, habiendo aumentado los de nitratos. Cada vez que añadamos peces sucederá este "subidón" de amoniaco hasta que se adapte la población bacteriana, de ahí que no se deban echar demasiados para que este aumento no sea letal.

Nota: Los primeros días de maduración se puede introducir algún Xipho o Platy; estos son peces muy duros que podemos usar para acelerar la proliferación del filtro biológico.

Tipos de filtros

Con el filtro que elijamos tendremos que conseguir el filtrado mecánico y biológico de nuestro acuario.

Los más comunes son:


1. De fondo (placas):

De los más antiguos. Consiste en una placa de plástico finamente perforada que recubre todo el fondo del acuario y que está recubierta por el sustrato, conectada con la superficie por una o más chimeneas, según su tamaño. Estas chimeneas poseen algún mecanismo (burbujas o una bomba de agua) que devuelve el agua al acuario. Así crean una succión que hace que el agua pase a través de la arena del fondo hasta la placa perforada, y de ahí a la chimenea. Lo que se busca es que haya una corriente de agua que atraviese toda la arena del fondo: de esta forma la propia arena actúa como sustrato para las bacterias, que obtienen el oxígeno y el alimento del agua circulante. Una desventaja es que no se aconseja en acuarios plantados: a las plantas no les gusta mucho y además las raíces entorpecen la corriente limitando la eficacia del filtro. También se va perdiendo eficacia con el tiempo porque las placas hacen además de filtro mecánico, terminando llenas de restos que, de nuevo, obstaculizan la corriente.


Imagen:filtros_placas.jpg < Filtro de placas.


2. De bote o bombona: El más utilizado hoy en día. Los de menor volumen pueden ser internos, pero los mayores y más utilizados son externos.

Este filtro se compone de un recipiente que contiene los materiales filtrantes y una bomba de agua conectada al acuario por una manguera de entrada y otra de salida. La bomba hace pasar el agua a través del filtro y la devuelve luego al acuario. Capas de materiales filtrantes:


Imagen:filtros_caja.jpg < Filtro de caja.


Mantenimiento:

- El volumen y el caudal del filtro deben estar en relación con el volumen del acuario, infórmate bien antes de adquirirlo.

- Los filtrantes mecánicos deben limpiarse cada 15 días para evitar que disminuya el caudal del filtro.

- El filtrante biológico debe enjuagarse ligeramente con agua del propio acuario una vez cada dos-tres meses, para quitarle el limo que se le pega. Muy importante no hacerlo con agua del grifo o mataremos la colonia de bacterias con el cloro!


Nota: para acuarios muy pequeños, se puede utilizar un filtro de mochila, que básicamente consiste en lo mismo que el de bote pero se cuelga en el borde del acuario, devolviendo el agua en forma de cascada (con lo que de paso oxigenamos). No los aconsejamos para prácticamente ningún acuario por su escasa capacidad, aunque por ejemplo pueden complementar a un filtro de fondo.


Imagen:filtros_cascada.jpg < Ejemplos de filtro de cascada.


3. Seco-húmedo o de goteo:

El más novedoso y tremendamente eficaz.

Se hace pasar el agua a través de varias capas de filtrantes mecánicos y una pequeña cubeta de decantación de lodos, tras lo cual va goteando sobre una columna grande de filtrante biológico. Este goteo hace que el agua con la que alimentamos las bacterias esté muy oxigenada, por lo que favorece mucho más su crecimiento. El soporte para las bacterias en este tipo de filtros son las llamadas "biobolas": Esferas de plástico con multitud de huecos que consiguen una gran superficie en poco espacio.


Imagen:filtros_biobolas.jpg < Biobolas.


4. De lecho fluido:

Filtro en el cual se hace pasar el agua mediante una bomba a través de un cilindro que contiene arena. La arena sirve de base a las bacterias nitrificantes, y al ser continuamente "batida" por la corriente de agua están altamente oxigenadas y nutridas. Es importante contar con un prefiltro muy eficaz y mantenerlo limpio, o la arena se apelmazará al disminuir la fuerza del caudal. Se está utilizando para acuarios muy grandres, ya que consigue mayor capacidad de filtrado en menor espacio.


Calcular la potencia necesaria del filtro

El volumen del filtro debería ser aproximadamente el 2-4% del volumen del acuario, o un pelín más.

La capacidad de la bomba deberá ser 3 veces el volumen del filtro por minuto.


O sea, para un acuario de 100 litros escogeremos un filtro de unos 4 l y una bomba con una potencia de unos 12 l/min, o sea, 720 l/h. (o el modelo que encontremos que más se ajuste a estos valores).